lunes, 23 de septiembre de 2013

Capítulo XVIII

Me desperté con todo el cuerpo dolorido. La cabeza me estaba matando. Intenté levantarme, pero las cadenas me hicieron caer de nuevo al suelo, lo cual solo sirvió para empeorar la situación. La habitación estaba a oscuras, apenas distinguía la puerta. No pude evitar pensar en Marcos y en Jake. Jake seguiría igual, pero en cuanto a Marcos… ¿Cómo estaría? Tenía miedo de que Axel le hubiera hecho lo mismo que a Jake. O tal vez algo incluso peor…
No puede ser”, pensé. A pesar de todo, Marcos era su sobrino. No podía hacerle eso. Aunque en ese momento, pensé que ni siquiera estaba segura de eso. Tal vez no fueran familia. Puede que simplemente le hubiera puesto a Axel la tarea de educar a Marcos. 
Con la cabeza hecha un lío volví al tema de Jake. Tenía que haber otra manera de salir de esta. No podía ofrecerle mi voluntad a Axel, pero tampoco podía dejar morir a Jake.
-Buenos días, Miriam. ¿Cómo has dormido?
Me limité a mirar para otro lado. Le odiaba con toda mi alma y el simple hecho de mirarle ya me producía arcadas.
-Vaya, vaya. Veo que no te has despertado de muy buen humor. Venía a traerte esto. Para que te entretengas y comprendas un poco mejor a lo que te enfrentas.- me dio el libro.- Ah, y también esto.- Dio un chasquido con los dedos y la habitación se iluminó.- Para que la lectura te resulte más fácil. Si quieres apagarla, da dos palmadas. Y si quieres encenderla da una. ¿Comprendido?
No respondí y seguí desviando la vista para no mirarle a los ojos.
Entonces, unos dedos me cogieron de la barbilla obligándome a mirarle de nuevo.
-Y procura ser más amable, ya que dependes enteramente de lo que yo quiera hacer contigo. ¿Comprendido?
Esta vez sí le sostuve la mirada hasta que me soltó, pero no le dirigí la palabra. Fue hacia la puerta, pero antes de que saliese, yo intervine.
-Axel
-¿Quieres algo?
-Tengo sed.
Sonrió de una manera que no me gustó nada y se fue sin decir palabra.
Primero pensé que iba a volver con un vaso de agua, pero el tiempo corría y no oí nada. ¿Qué pretendía? ¿Matarme de sed? En seguida aparté ese pensamiento de mi cabeza, ya que él me necesitaba viva para poder utilizar mi poder.
Me tumbé boca arriba mirando el techo. Después de una hora  o por ahí de estar perdida en mis pensamientos sin sacar nada en claro, me harté y agarré el libro para matar el tiempo. Leer no era lo que más me apetecía en estos momentos, pero algo es algo. Lo abrí por la página en que me quedé la última vez.
Will asintió y abrió las alas para echar a volar. Juliet se quedó boquiabierta. Nunca había visto algo así. Las alas de Will eran… Hermosas.
Paso el tiempo, y Will no regresaba.
-Ya hemos esperado demasiado.- Le susurró Caliel a Afrodita.
-Volverá.
-Oh, vamos. Seguro que en estos momentos ya está a kilómetros de aquí. Olvidemonos de él y acabemos con la chica.
-No se irá sin ella. La ama.
-Will es un chico listo. Tal vez prefiera salvar su vida a volver aquí. Sabe que ella morirá de todas formas.
Mientras tanto, en los aposentos de Will…
-Viana, no hace falta que me acompañes. Hay muy pocas posibilidades de que el plan funcione.
-Will, quiero estar ahí. Ayudar. Con mi ayuda tendréis más posibilidades de conseguirlo. Solo yo sé utilizar el cetro de Afrodita.
-Aún no me creo que hayas sido capaz de robárselo.
-Parece una mujer lista, pero solo se preocupa por el exterior. Solo tuve que conseguir una réplica exacta del cetro y voilá. Conseguido.
-No lo digo por eso. No dudo de que seas capaz de conseguir esto y mucho más. Lo digo porque eres su criada personal. Se supone que le debes lealtad. Tu traición supondría tu muerte inmediata.
-Pero no se enterarán. Además, yo le debo lealtad a la diosa del amor y la belleza. Y puede que Afrodita sea bella, pero de amor no tiene ni idea. Está dispuesta a mataros a ti y a Juliet solo porque tú la rechazaste. Es una egoísta sin escrúpulos.
-Tal vez tengas razón, pero aún así,…
-Y hay otro motivo por el que os estoy ayudando. No quiero que a nadie más le pase lo que me ocurrió a mí con Jack mientras yo pueda evitarlo. Es la peor manera de acabar con el amor de alguien.
-Lo entiendo. Está bien. Pero lo que no voy a permitir es que bajes a la Tierra conmigo y te expongas a más peligros por mi culpa. Ya encontraré la manera de utilizar ese estúpido cetro.
-Will, no es tan fácil. Se necesita mucha práctica y concentración. Y lo que tu pretendes hacer es demasiado complejo para alguien que no ha usado ese cetro en su vida.
-Viana, hazme caso en esto. Iré yo solo.
-Iré contigo. No hay más que hablar.
-Por favor, Viana.
-Iré.
Will se quedó callado unos segundos con la esperanza de verla vacilar y derrumbarse, pero Viana se mantuvo firme.
-Está bien. Pero irás con mi capa. Y te pondrás la capucha bien calada sobre la cabeza. Si algo sale mal, volverás aquí inmediatamente. Con suerte no te reconocerán.
-De acuerdo.
Y así, se dispusieron a bajar a la Tierra para salvar a Juliet de esos ángeles sin escrúpulos y esa diosa egoísta.
Cerré el libro y lo dejé a un lado. No me apetecía leer más. Me tumbé de lado, pero me clavaba algo en la cadera. Me incorporé. ¡Era mi móvil!
Tenía la batería a punto de acabarse, pero tal vez fuese suficiente para hacer una llamada o mandar un SMS. Pero no sabía a quién avisar. Marcos no era una opción, teniendo en cuenta que su tío podía coger su móvil y que tal vez ni siquiera estuviese consciente. Y mis padre… No me parecía una buena idea meterlos en esto. Pero de mis amigos, ¿quién se lo creería? Jake, por supuesto, pero él no estaba en condiciones de socorrerme. Entonces di con la clave. ¡Daniel! Él también sospechaba algo, seguro que me creería.
Marqué su número de teléfono y empecé a escribir con los dedos temblorosos. Tardé un montón en escribirlo, porque me equivocaba de teclas y tenía que estar borrando todo el rato. Pero tras unos minutos, por fin lo conseguí:
   DESTINATARIO: DANIEL PUEBLO
   FECHA: 14-AGOSTO
   DANIEL, NECESITO TU AYUDA. ES URGENTE. EL TÍO DE MARCOS ME TIENE ENCERRADA EN LA CASA       DONDE NOS ESCONDIMOS CUANDO NOS AMENAZARON CON GLOBOS DE AGUA. MARCOS INTENTÓ SACARME, PERO SU TÍO AXEL LE ATACÓ. NO SÉ QUE LE PASA, PERO SÍ SÉ QUE AXEL ES MUY PELIGROSO. JAKE ESTÁ EN UN ESPECIE DE ESTADO DE COMA POR SU CULPA. PERO, SI VIENES TEN EN CUENTA QUE ES MUY PELIGROSO. ENTENDERÉ  CUALQUIER DECISIÓN QUE TOMES.
UN BESO,
MIRIAM
Le di a enviar y esperé. Pero no me contestaba, y finalmente decidí llamarle.
Saltó el buzón de voz. Oí como la voz metálica decía “Grabe su mensaje después de la señal” y esperé a que sonase el pitido. Cuando lo escuché, empecé a hablar con voz nerviosa y atropelladamente.
-Daniel, por favor si escuchas este mensaje, ayúdame. Es muy importante. Estoy encerrada en la casa donde nos escondimos en la pelea de globos de agua. Axel me tiene retenida aquí. Es muy peligroso. Si vienes, ten cuidado.
-Vaya, vaya. Así que tenías un teléfono móvil.- la sangre se me heló en las venas al oír la voz de Axel detrás de mí.- Interesante… Ahora dámelo.
Vacilé, pero luego agarré el móvil con más fuerza y le miré a los ojos con una expresión seria.
-No.
-¿Perdona? ¿Me acabas de decir que no? Me parece que se te está olvidando quién manda aquí.
-No se me ha olvidado. Pero me parece que el que anda un poco perdido eres tú. No te pienso hacer caso, y si quieres dejarme morir de hambre o de sed, muy bien. Pero no pretendas que te respete y que cumpla tus órdenes.
-Pues de momento eso es lo que pienso hacer.- Dijo con la cara roja del enfado.- Y ahora dame el móvil si no quieres que los latidos del corazón de Jake paren ahora mismo.
Vacilé, pero apagué el móvil antes de dárselo. No pensaba permitir que Axel leyese o escuchase el mensaje que le había mandado a Daniel. De momento lo único que podía hacer era dárselo y resignarme a esperar.
Y eso hice. Después de eso, Axel salió de la habitación dando un portazo.
Después de que Axel saliese, me tumbé e intenté dormirme. No había mucho que hacer aquí adentro. Solo podía leer y dormir. Di dos palmadas para que se apagase la luz. La verdad, no estaba muy segura de que fuese a funcionar, peroal momento me quedé sumida en una espesa oscuridad. No sé cuánto tiempo estuve durmiendo. Pero me desperté al oír un grito lejano.
-¡Miriam! ¿Estás ahí?
Me incorporé aún con los ojos somnolientos y escuché. No oí nada. Me volví a tumbar pensando que me lo habría imaginado. Me quedé mirando al techo en silencio. Pero antes de que tuviese tiempo de empezar a darle vueltas al tema de Jake, oí un segundo grito.
-Miriam, si me estás oyendo dime algo. ¿Estás ahí?
-¡Estoy aquí, Daniel!- Dije emocionada al oírle. Me volví a incorporar y me pegué a la puerta.- ¡Daniel, estoy aquí!
No podía creerme que lo del mensaje hubiera funcionado. Estaba eufórica. Por fin iba a salir de aquí.
-Miriam.- Ahora su voz sonaba más cerca. Debía de estar ya por el pasillo.
-Estoy aquí.- Dije con una sonrisa dibujada en la cara y una mano pegada a la puerta.
-Estaba muy preocupado. Y cuando oí tu mensaje… ¿Dónde estás?
-Aquí.- Volví a llamarle.
Por fin, oí unos golpes en la puerta.
-Dios mío, Daniel. Gracias, muchas gracias. No me puedo creer que vaya a salir de aquí.
-No cantes victoria todavía. Esta puerta parece sólida. Será difícil abrirla…
Recordé de golpe el hechizo de la puerta. Tal vez nunca llegaría abrirla, y no tendría más remedio que quedarme aquí para siempre.
Estuvo unos minutos empujándola, intentando forzar el picaporte, y embistiéndola con todas sus fuerzas, pero todo fue en vano. La puerta no se movió ni un centímetro.
-Déjalo, Daniel. Es imposible.- Dije con el rostro inexpresivo y la mirada perdida.
-No, claro que no. Te juro que te sacaré de aquí.
-No jures tanto. La puerta está protegida por un hechizo.
-¿Cómo?
-Ahora no hay tiempo de explicaciones. Tienes que irte. Axel volverá de un momento a otro.
-No me voy a ir sin ti.
-Por favor, Daniel. Es imposible abrir esta puerta sin romper el hechizo. Y ni tú ni yo creo que podamos hacerlo. Así que haz el favor de marcharte. Esto es muy peligroso.
-Tengo una idea. Voy a buscar por la casa algo que me pueda servir de palanca para intentar desencajar la puerta. O algo para hacerle un agujero. No sé, ya encontraré algo.
-No. Vete por favor.- De pronto el miedo invadió mi mente. Tenía un mal presentimiento. Esto no podía salir bien.
Oí sus pasos alejarse y rogué que hubiese decidido marcharse, aún sabiendo que no era así. Después de un rato que se me hizo eterno, oí su voz de nuevo.
-Creo que tengo algo que puede valer.
-Tú debes de ser Daniel, ¿eh?- La segunda voz que oí me hizo dar un respingo.
-¡Daniel, corre!- No se me ocurrió otra cosa que decir.
De pronto, la puerta se abrió con un clac. Axel tenía cogido a Daniel por el cuello con el brazo.
-Déjale por favor.
-Está bien.- le dejó caer en la habitación junto a mí y añadió.- Disfrutad de la estancia.- Después cerró la puerta con una sonrisa falsa.
-Dios mío, Daniel, lo siento un montón.
-No pasa nada. Pero vas a tener que explicarme un par de cosas.
-Está bien. Pero antes de nada, dime una cosa. ¿Sabes algo de Marcos?- Él vaciló y añadí.- sea lo que sea dímelo. Podré soportarlo.
Pero lo que dijo a continuación era algo que no me esperaba para nada.

-Ayer llegó diciendo que eras una zorra y una falsa. Te estuvo poniendo verde delante de todo el mundo. Cuando hablamos de si te habría pasado algo, él dijo que ojalá fuera así. Parecía como… si te odiase.

9 comentarios:

  1. Yo creí que ya no me podías sorprender mas, PERO ME CONFUNDÍ !! nose como le haces pero lo haces. Gracias enserio amo la nove, la amo hasta el infinito y mas allá JAJAJA, te quiero :3 síguela cuando puedas, sabes que te voy a esperar el tiempo necesario. Beshoos

    ResponderEliminar
  2. Yo creí que ya no me podías sorprender mas, PERO ME CONFUNDÍ !! nose como le haces pero lo haces. Gracias enserio amo la nove, la amo hasta el infinito y mas allá JAJAJA, te quiero :3 síguela cuando puedas, sabes que te voy a esperar el tiempo necesario. Beshoos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti enseriooo!!! Y lo siento si tardo en publicar, pero me acaban de regalar un cachorro de bulldog francés y casi no tengo tiempo para escribir. Pero ya encontraré un rato para seguirla ;) jeje un besazo guapa (:

      Eliminar
  3. Me encata tu nove miriaaam!! Me he enganchado jajaja, te he nominado a un premio en el blog, pasatee va?
    http://alolocosevivemejorblog.blogspot.com.es/
    Un besitoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias browni!!!! Ya puse la entrada del premio jejeje gracias otra vez teq :)

      Eliminar
  4. Me encanta, tu manera de escribir y todo! Pasate por mi nove:
    nosequedecirtenovela.blogspot.com

    ResponderEliminar